PAÑUELOS DE SEDA


CAPITULO III La dejó entrar sindecir una palabra. Ella atravesó el cuarto con soltura, como si conociera aldedillo la estancia. Se sentó en el borde de la cama y se quitó los zapatos muydespacio, con cierta torpeza, delatando sus nervios. Esos contrastes de ella lemaravillaban. La había conocidounas semanas atrás, en un balneario. Ella había … More PAÑUELOS DE SEDA